Guía practica para llegar al Big Buda de Phuket Tailandia

buddha luz

El Big Buddha de Phuket, un imprescindible cuando vayas a esta parte de Tailandia

Sin duda alguna es una de las insignias de Phuket, y de todo Tailandia, al ser un Buddha de 45 metros de alto, enchapado en Mármol Blanco, en lo alto de una montaña que te ofrece una gran perspectiva del Sur de Phuket y su zona costera, pero que además por su locación te permite disfrutarlo en un atardecer que engalana sus colores junto a esta gran estatua blanca.

Acá te contaremos cómo llegar, y por qué es un imprescindible en tu viaje por Phuket, además de todo lo que puedes hacer allí (Revisa cuales son las restricciones actuales para ingresar a Tailandia)

¿Cómo llegar al Big Buddha?

La mejor manera para llegar hasta allí, no es a pie, porque la peregrinación te va a llevar mucho tiempo, en un sendero inclinado, y vas a llegar exhausto, por lo que utilizar algún medio de transporte será tu mejor opción (Si les gusta el trekking, pueden revistar varias rutas a primera hora de la mañana, desde Kata, Karon o Patong). Si tienes la posibilidad de rentar una moto, que en Phuket el día te cuesta aproximadamente unos 200-250 Baths (7-8 USD), sigues el camino indicado en tu mapa, que será tomando la carretera Chao Fa, que se encuentra cercana a la zona de Chalong, donde también encuentras un Templo Budista importante en Phuket, y desde el primer aviso de Big Buddha te tomará unos 15-20 minutos realizar el ascenso del monte Nanaked, de aproximadamente unos 6 kilómetros pero en una vía, que está en buen estado, pero muy sinuosa y con curvas estrechas. Si vas con tiempo, incluso puedes parar en un Café cercano, con una espectacular vista.

buda close up

Coordina muy bien tu recorrido, y ve con calma, para que lo puedas disfrutar con plenitud

Otras opciones pueden ser un servicio de taxi en motocicleta (si vas solo), o un taxi siempre y cuando coloque el taxímetro o pacten un precio antes de ingresar al vehículo, porque suelen ser muy audaces con los turistas

¿Por qué vale la pena visitarlo?

El Big Buddha de Phuket, o cuyo nombre en tailandés Phra Puttamingmongkol Akenakkiri Buda, es una construcción que inició en 2004, realizado casi en su totalidad a través de las donaciones de sus visitantes, y ten presente que para los tailandeses el asistir a un templo budista significa brindar una donación. Tiene una base de 25 metros que soporta un gran Buda de 45 metros de alto, hecho de hormigón y recubierto de Mármol blanco, que se trajo desde la actual Myanmar, antes Birmania, que destaca y deslumbra con los rayos del sol, en todo el escenario de la Montaña, y desde las zonas cercanas. Aún al día de hoy, 18 años después, se encuentra en construcción, por lo que encontrarás una urna donde puedes depositar tu donación, e incluso encontrarás una serie de cuencos de cobre en la base donde podrás echar una moneda a manera de ofrenda. Incluso, puedes ser partícipe de esta gran escultura, al comprar por 100 Bath un pedacito de mármol blanco, que puedes firmar y que será posteriormente agregado a esta estructura.

big buda lateral

Es una estructura que a pesar de los años sigue en construcción, pero tiene una belleza particular

Al llegar a todo el complejo, cuya entrada es GRATUITA, tu mirada es asaltada por esta majestuosa estructura blanca, sin embargo, no es el único atractivo del lugar. A mano izquierda del Big Buda, hay una réplica de cobre y bañada en hojas de oro, de 12 metros de altura, que se hizo en honor a la Reina de Tailandia. En la base de la plataforma circular que sostiene al Gran Buda, encontrarás unos Budas más pequeños, dorados, así como otras representaciones religiosas míticas de Tailandia, como el Elefante de 3 cabezas, Erawan, que según los textos sagrados teje las nubes, y es cabalgado por Indra el dios hindú de la lluvia y las tormentas; Garuda, símbolo nacional de Tailandia e Indonesia, que es un ser mitad ave y mitad humano, capaz de secar el mar con el batir de sus alas; entre otras representaciones. Adicionalmente hay un gran Gong, que se dice es mágico, y puede ser escuchado por las almas puras, pero no te sientas mal si no la logras escuchar.

mitologia thai

Garuda, símbolo nacional en Tailandia

En el interior del templo puedes encontrar un sitio de oración, y allí a un monje budista, frente al cual te puedes poner de rodillas para que él te de una oración, te rociará con agua, y te atará una pulsera trenzada en la mano derecha si eres hombre, o izquierda si eres mujer. En ese momento en que el monje te ate la pulsera, será un momento simbólico para que pidas un deseo, y la idea, claro está, es que no desates esa pulsera hasta que se te cumpla el deseo, y según lo que nos contaron los locales, deberías volver al Big Buddha para dar gracias por ello.

Además de toda esta riqueza espiritual y arquitectónica, tienes al segundo gran partícipe de este punto de Phuket, y son las maravillosas panorámicas de 360° de toda la isla, de sus costas, pero si lo planeas bien, y te recomendaríamos este momento del día, ir al atardecer te dejará boquiabierto por esta melodía de colores y de siluetas del lugar. Eso sí, se precavido, porque hay una familia de monos cuidando el templo y siempre lo visitan, quizá también porque se acostumbraron a los turistas, quienes a veces les ofrecen comida, o porque los muy pillos quieren ver qué se pueden llevar de los ingenuos visitantes, y como muchas veces hemos leído, a los monos no los mires de frente, porque es una conducta de riesgo, no les pongas resistencia si se llevan algo, porque pueden comportarse de manera agresiva; aunque en esta ocasión que lo visitamos, un visitante le brindó una banana y lo vimos comerla con gusto.

¿A qué hora visitarlo?

En cualquier momento del día puedes visitar el Big Buddha, aunque te recomendamos, por el amor de Dios, que no vayas después de las 10am, o antes de las 4pm, porque el Sol será inclemente contigo, es preferible ir a primera hora de la mañana, que no habrá muchos turistas allí, o al atardecer, tipo 5pm. Ten presente que está abierto al público desde las 7am hasta las 7pm, aunque descender la montaña cuando ya no hay visitantes, te supone bajar despacio la montaña si vas en moto, o esperar un taxi que se puede intentar pedir desde allí.

Al atardecer podrás disfrutar de imágenes maravillosas, del contraste con los colores pastel del cielo y el blanco del Big Buddha, y como es típico en las islas de Tailandia, un sol rojo con el mar azul infinito, como de una pintura. ( revisa aquí Las mejores playa que ver en Phuket)

buddha juntos

Los colores del atardecer se fusionan con el mármol y da un ambiente especial

El estar allí podrá tomarte 1 hora o un poco más, según como vayas a disfrutar ese escenario. Eso sí, ten lista tu cámara o tu celular, y llévate en el corazón y en tu galería fotográfica, un gran recuerdo de Tailandia. Ahhh, y claro, allí podrás adquirir algún recuerdo de tu visita.

 Por todo ello, consideramos al Big Buddha es uno de los lugares que no te puedes perder cuando vayas a Phuket. Cualquier pregunta, no dudes en escribirnos.

Tambien puede interesarte: Comida típica tailandesa

Hasta un  próximo blog!

2 Comentarios

  1. Henry Guevara

    Me encanta! Espero ir algún día. Una idea al aire.. qué tal si nos dan información de gastos aproximados para un día de turismo en los lugares que visitan? Esto nos daría una idea del costo de vida y del presupuesto para viajar al destino. Saludos.

    Responder
    • Cgonzalez_acupuntura@outlook.com

      Hola. Antes que nada, muchas gracias por tu comentario, nos alegra mucho que te haya gustado el contenido. Claro que sí, es una excelente idea que incluiremos en los artículos de este viaje de 2022, de los viajes anteriores (Europa, Egipto, incluso Sudeste de Asia en nuestro primer viaje a esta zona del mundo) procuraremos tener esa información para poder presentarles un presupuesto del día.

      Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1. La mejor Guía de viaje de Phuket - Galenotravel - […] Razones para incluir el Big Buddha en tu viaje a Phuket […]

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SOBRE NOSOTROS

El nuevo texto que desean, sobre una descripción o algo.