Nuestra ruta de 9 días por Malasia

Malasia es un país del Sudeste Asiático, que tiene una parte continental y una insular en la llamada isla de Borneo. Un país poco conocido en la jerga turística, un destino menos transitado, pero un país con una belleza innegable, diverso en lo que tiene para ofrecer al viajero, con junglas y paisajes indómitos como el de Borneo, con zonas montañosas donde se extienden campos de té hasta donde se pierde la vista en Cameron Higlands, playas paradisíacas e islas de ensueño como las Perenthians, donde la vida submarina es un mundo del que quizá no quieras salir, zonas más tradicionales en su arquitectura como Penang, donde el arte se adueña de sus calles, y una gran Metrópolis a la vanguardia como Kuala Lumpur. Pero, además de esta gran diversidad, tenemos una gran diversidad cultural, religiosa, gastronómica, todo en perfecta armonía. 

 

Para nuestro caso particular, siendo colombianos, es una historia a medias, ya que como les mencionamos en el post de la Visa de Malasia para colombianos, nos permiten transitar por el país durante 14 días, que a paso veloz podría significar conocer una gran parte de este crisol de experiencias, pero que nosotros llevamos a 9 días, en 3 puntos distintos, y con algunos contratiempos en el camino, que iremos contando en este post, que quizá nos dejaron un sabor agridulce, y no propiamente por la comida de este país.

KUALA LUMPUR

malasia 5

Muchos matices por descubrir en KL!

Al llegar al aeropuerto KLIA, que como les comentamos en lo que deben saber antes de viajar a Malasia, bajamos al primer nivel del aeropuerto para tomar el Bus que nos llevara hasta Kuala Lumpur, hasta KL Sentral, para desde allí tomar el metro hasta nuestra parada en Masjid Jamek, muy cerca de la Gran Mezquita de Masjid Jamek que llegó a ser la mezquita más importante de la ciudad. Desde allí a paso firme caminamos hasta nuestro hospedaje, el Areena Star Hotel, donde habíamos reservado a través de Airbnb, porque salía mejor que por Booking. Una habitación sencilla, que aparentaba lujosa pero que distaba de serlo, y más bien llevada por los años, un poco de descuido y poco cuidado por la limpieza de las marcas de sus huéspedes, pero en una zona que a nuestro parecer fue céntrica para todo lo que pudimos recorrer. Así mismo, por ser Kuala Lumpur nuestra puerta de entrada y de salida, nos permitieron allí guardar nuestro equipaje más grande, e irnos así más livianos a Cameron Highlands y a Penang, algo que sí valoramos mucho del hotel. En sus cercanías, encontramos una especie de barrio indio, por lo que disfrutamos la comida típica india, además de algunos platos locales; además de mercados como 7 eleven, donde nos aprovisionábamos, o donde conseguíamos frutas.

Torres Petronas

KL 7

Las Torres Petronas en la noche, un escenario hermoso y lleno de color

Quizá el primer pensamiento asociado a Kuala Lumpur, son las Torres Petronas, que con sus 88 pisos fueron en su momento las torres más altas del mundo, y que hoy en día continúan siendo un ícono de KL y de Malasia en General. Sede de Petronas, compañía petrolera, fue erigida en 1995, y abierta al público en 1999, con sus 452 metros de altura, hasta el 2005 gozó de ese título del rascacielos más alto del mundo, pero hoy en día se encuentran muy por debajo del puesto 15, pero aún conservan el título de ser las torres gemelas más altas del mundo. Sin embargo, su diseño islámico es hermoso, y hay 2 tipos de actividad que allí se pueden hacer. Visitar el interior de las Torres, subir hasta los 170 metros de altura, correspondientes al piso 41, para pasar el puente que conecta las dos torres, y disfrutar la vista panorámica que desde allí se puede tener, con lo que se debe comprar y adquirir un tiquete para una visita guiada, con un costo de 80 Ringgit (RM) por adulto, 33RM niños, 42 RM para adultos mayores. Está abierto de martes a domingo, lunes cerrado hasta el comercio por ser musulmanes, desde las 10am hasta las 6pm.

La segunda alternativa, es apreciarlo sin prisas desde abajo, desde todos los ángulos, y mejor desde el KLCC Park, justo debajo de las torres, y a la salida del Centro Comercial Suria KLCC, adyacente a las torres. Esta fue la opción que nosotros tomamos no una, ni dos, sino varias veces. Disfrutamos de su juego de fuentes, que ameniza la entrada de la noche, con fuentes de agua y luces, armonizadas con música árabe y música clásica. Este parque es amplio, con un delgado lago central, rodeado de vegetación, sillas, y un sinfín de personas, que incluso disfrutan más del parque que de las torres. Claro está que también hay un sinfín de “fotógrafos”, que sacan la foto obligada, con un lente para el celular, y que les pueden cobrar 5 Ringgit por foto, ¡una barbaridad!! Ya que al final solo toman fotos en consecutivo y ni siquiera uno se da cuenta, y luego platica en mano, y para completar el negocio redondo, para ellos claro está, les ofrecerán y en ocasiones les venderán también el lente para el celular.

malasia 16

Una imagen vale más que mil palabras!

El Centro Comercial Suria es un centro comercial grande, con grandes marcas, pero también con supermercados, con restaurantes y tienditas para comprar snacks o té. Alrededor de las torres hay por lo menos 3 centros comerciales.

Para llegar allí, el primer día caminamos, un trayecto cómodo, no agobiados por el sol ni por la lluvia, dejando nuestras primeras huellas en Kuala Lumpur, cumpliendo un sueño, que para Laurita data de sus años de colegio cuando las Torres aún clamaban esa preciada corona del edificio más alto. Ese día, paseamos por las afueras de la gran Mezquita, que tan cerca quedaba de nuestro hotel, entramos al edificio Telekom, y que ahora disfruta de un comercio gastronómico en su interior, a la par de música en vivo, y una pequeña galería de arte. Los días siguientes que visitamos las Torres, lo hicimos en bus, en aras del tiempo, del calor, y ¡claro! porque era gratuito.

KL 8

Cada momento del día combina perfecto con esta obra de ingeniería y arquitectura

Ese día al revisar cómo nos desplazaríamos en los días siguientes, nos dimos cuenta que Kuala Lumpur estaba abriendo una nueva línea de metro, y en ese mes de Junio-Julio el transporte público en bus – metro en las diferentes líneas de KL, era totalmente gratuito.

Cuevas Batu

BATU 1

Un enorme complejo religioso hinduísta a las afueras de Kuala Lumpur

El segundo ícono de Kuala Lumpur, y reflejo de esa diversidad étnica, son las cuevas Batu, que se ubican a tan solo 13 kilómetros al norte del centro de Kuala Lumpur. Son el complejo religioso hinduísta más importante de todo Malasia, y quizá fuera de la India. Muy conocido por los viajeros que llegan a este país, nosotros también queríamos vivir la experiencia, que no fue la más maravillosa, sino que dibujo algunos matices de insatisfacción. Pero les vamos a contar todo en el post de LAS CUEVAS BATU EN KUALA LUMPUR.

Jalan Alor o la Food Street de Kuala Lumpur

El mismo día que fuimos a Batu Caves, en la tarde, cuando comenzaba a ponerse el sol, a aminorar un poco el calor, decidimos pasar por la llamada Food Street de Jalan Alor, porque pensábamos que como en Tailandia, iba a ser una amplia zona de comida callejera, de olores, colores, de un ambiente muy festivo, pero para nuestra sorpresa, nos encontramos con otra cosa diferente, no sabemos la razón hoy en día.

kl2 7

Jan Alor! El sector de street food, que NO nos sorprendió!

Jalan Alor es una calle, literalmente una calle, abarrotada sí de restaurantes, donde se entremezclan restaurantes de comida china, tailandesa, koreana, donde la comida de mar reinaba por su presencia. Con las típicas mesas y sillas plásticas, que no tiene ningún inconveniente, y alumbrado a media luz por unas farolas rojas en lo alto de la calle, nos soprendieron los precios más altos, por comida que no era especial, y por su corta longitud, reservado literalmente a una calle, al final de la cual habían unos puestesitos más humildes en presencia, con comida local malaya, con buen sabor, y con mejores precios. En esta food Street, compramos un helado de coco, en un localito que decía ser tailandés, donde nos sedujeron al decirnos que era helado de coco artesanal servido en un coco, pero ni artesanal ni en el coco, y concluimos que allí nos dieron en el coco y en el bolsillo, pero bueno, un viaje se trata de experiencias buenas y de aprendizajes.

kl2 5

El caminar y el degustar, es conocer un país a través de todos los sentidos

3 días tramitando la Visa de Tailandia, sufrimientoo!!

Como nuestros días en Kuala Lumpur, y en Malasia en general, estaban contados, y nuestro siguiente destino era Tailandia, una vez más, planeamos que desde el segundo día tendríamos que ir a la Embajada de Tailandia para tramitar la visa, y lo que inició con mucha emoción y efusividad, se iba empañando con aires de preocupación e incertidumbre.

En la Embajada de Tailandia en Kuala Lumpur, el personal es frío, no permite preguntas, los horarios son estrictos, toda la documentación debe estar en inglés o en malayo, incluyendo los valores que tengan en su cuenta bancaria, e incluso el acta de matrimonio debe estar en inglés; se debe agendar cita tanto para dejar los documentos como para recoger el pasaporte, con visa o no. El costo del trámite de la visa es alto, 160 RM cada visado, de una sola entrada. Dura 2 días el trámite de la visa. Va mucha gente, y recalcamos que es muuucha gente, y hay quienes, como nosotros, tienen algún imprevisto con los documentos y los devuelven. En fin, es un trámite dispendioso, poco agradable, costoso, y quizá por ello es mejor realizar el trámite en otro país del sudeste asiático, así que preparen con antelación.

Ya habiendo alineado los chakras, terminamos de organizar nuestro recorrido a Cameron Highlands, nuestro siguiente punto, que nos sorprendió más de lo que pudimos imaginar.

CAMERON HIGHLANDS

ch 1

La majestuosa belleza natural de CH!

Un punto quizá menos concurrido de Malasia, pero al que vale la pena visitar, es Cameron Highlands, donde destacan sus campos de té, de lavanda, de fresa, su arquitectura homogénea, que tiene quizá un aire europeo – alemán pensamos nosotros. Es un recorrido largo, de aproximadamente 4-5 horas o un poco más, el bus sale desde la terminal Bersepadu Selatan, hay algunos horarios disponibles, nosotros llegamos en la tarde, con la intención de salir ese mismo día, por lo que tomamos el Bus de las 5pm, y llegamos a las 10 a la estación de Tanah Rata, desde donde se puede organizar todo para recorrer toda la zona.

Para describir todo lo que hicimos y lo que se puede llegar a visitar allí, vamos a dedicar un post exclusivo la exuberancia natural de Cameron Highlands.

malasia 48

Un paisaje que roba el aliento!

PENANG

Ubicada al norte de Malasia, relativamente cerca a la frontera con Tailandia, fue nuestro último destino dentro de este país, y durante 2 días estuvimos recorriendo sus calles, disfrutando su comida, viviendo un poco de la historia de este estado. Pero, a pesar de los pocos días que estuvimos allí, nos quedó una grata sensación de la vida que se lleva en esta ciudad, del arte que se respira allí, y por ello los invitamos a leer el post sobre qué hacer en Penang.

malasia 56 1

Un lugar donde vuelves a ser niño por un instante!

En nuestro caso, salimos desde Tanah Rata, que tiene un terminal de buses pequeño, y 2 compañías que hacen el recorrido, y pocas agencias. El costo fue 90RM cada uno, salimos a las 8am, el trayecto duró 4 horas y 30 minutos, en un viaje cómodo, con una pequeña parada en el camino. Llegamos directamente a la isla de Penang, a la estación sur Sungai Nibong, y no a Butterworth, y de allí fue fácil tomar un Grab que nos llevara hasta nuestro hotel, en el centro de la ciudad, y cerca de la estación de buses de Komtar, puesto que desde allí saldríamos para Kuala Lumpur. El Grab nos costó 13RM por el trayecto que duró unos 30 minutos, porque a pesar de la corta distancia de 10 kilómetros, el tráfico es lento por las calles estrechas de la capital. Nuestro hotel en este caso lo reservamos por Booking, el My Guesthouse 109, con una muy buena calificación, que además tenía un pequeño ejército de gatos, apacibles, algo pasados de kilos, y un personal muy amable. Allí nos quedaríamos 2 noches.

En los 2 días que tuvimos para disfrutar Penang, paseamos por sus calles, por su barrio Indio, por algunos de sus Jettys, por sus zonas históricas, y claro, al volver a tener mercados nocturnos allí, a disfrutar de la gastronomía multiétnica que allí confluye. Realmente nos gustó el aire colonial que respira Georgetown, sus casas chinas tradicionales, que se fusionan con las mezquitas, con el barrio indio, con múltiples cafés, con el ritmo elevado de sus noches en los mercados callejeros. Sabíamos que en tan corto tiempo no alcanzaríamos a visitar sus playas, ni el Parque Nacional Taman Negara, pero disfrutamos plenamente este rincón de Malasia.

malasia 78

El arte del amor en Penang!

Habiendo terminado este pequeño ciclo de 9 días, con la sensación que Malasia tiene mucho que ofrecer, una historia que mostrar, una diversidad étnica maravillosa, que se muestra abierta y orgullosamente en cada faceta, que goza de paisajes que nos dejan sin aliento, y sabemos que hay mucho que quedó pendiente por ver, pero la vida nos ha enseñado que debemos estar orgullosos y satisfechos con todo lo que vivimos allí, con muchas experiencias y aprendizajes. Así pues, teníamos que regresar a Kuala Lumpur, una última noche nos esperaba, antes de partir para Tailandia, y por eso, para despedirnos de Malasia, fuimos por última ver a contemplar el atardecer y la noche en el KLCC Park cobijado por las Torres Petronas, donde tuvimos un último picnic antes de ir a descansar, nuevamente en el Hotel Areena donde nos habíamos quedado previamente, y al día siguiente cerramos este capítulo y abrimos uno nuevo en Tailandia.

 

 

PENANG 6 1

Momento de tomar nuestro vehículo a un nuevo destino…..

Algunas actividades en Malasia

No duden en escribirnos sus comentarios, dudas o inquietudes, estaremos más que dispuestos a ayudarles en lo que requieran.

Hasta un próximo post!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SOBRE NOSOTROS

El nuevo texto que desean, sobre una descripción o algo.