Las Cuevas Batu en Kuala Lumpur

El segundo ícono de Kuala Lumpur, y reflejo de esa diversidad étnica que tiene Malasia, es uno ligado con la espiritualidad, con la religión; y son las cuevas Batu, que se ubican a tan solo 13 kilómetros rumbo norte, del centro de Kuala Lumpur. Son el complejo religioso hinduísta más importante de todo Malasia, y quizá fuera de la India. Muy conocido por los viajeros que llegan a este país, nosotros también queríamos vivir la experiencia, que no fue la más maravillosa, sino que dibujo algunos matices de insatisfacción. En este post te contaremos todo lo que se puede ver en esta importante estructura religiosa, a las afueras de Kuala Lumpur, además de nuestras sensaciones. 

BATU 1

No pasa desapercibido lo imponente del Templo Principal

Cómo llegar a las Batu Caves desde Kuala Lumpur

Para llegar, desde KL Sentral, se debe tomar el KL Komuter en dirección a las Batu Caves, trayecto que durará aproximadamente 40 minutos, por un precio de 2RM por persona. También se puede llegar por la app Grab o por Taxi, si deseas llegar en menos tiempo. El viaje de retorno en Tren, ese día, no nos generó ningún costo.

La entrada es completamente GRATUITA, y, al ser un complejo religioso, se debe vestir de manera apropiada sin blusas de hombros descubiertos y pantalones por debajo de la rodilla, aunque realmente es un tema bastante descuidado y muchos accedieron con su ropa de día, en un país soleado y tropical. Abre todos los días desde las 7am hasta las 7pm. Para entrar a dos de sus cuevas, de las 4 en total del complejo, se debe pagar un adicional: para Ramayana Cave 5RM, y para Villa Cave 15RM.

Qué ver en Batu Cave

Ramayana Cave

A la entrada del complejo, al costado derecho, lo primero con lo que te encontrarás es una Estatua del Dios Hanuman, Dios Mono, Dios de la fidelidad y la sabiduría; y un pequeño templo, que los lleva hacia una de las cuevas, llamada cueva Ramayana, dedicada a Rama, donde hay una representación con figuras que cuentan cómo Rama tuvo que luchar junto con el Dios Hanuman para rescatar a su esposa del Rey Ravana y de demonios. Ese día no se podía entrar a esta cueva.

BATU 10

El Dios Hanuman cuidando la entrada

La Catedral o Templo Principal

BATU 9

La Catedral es el ícono más importante de todo este complejo

Si sigues caminando, encontrarás un Templo lleno de colores y representaciones hinduístas que da paso al Templo principal, o Catedral, que está protegido por el Dios Murugan, Dios de la guerra y los enemigos, y que como un centinela custodia el templo. Una inmensa estatua bañada en oro, de 43 metros de altura, y catalogada como la estatua más grande alusiva a este Dios hindú. A su lado, un camino de 272 escalinatas multicolor, los llevará a la entrada de la Catedral, una cueva donde el olor a incienso, y unos templos pequeños adornan la piedra caliza y la vegetación.

En este camino colorido de ascenso, te verás acompañado por un sinfín de macamos, jugando, pelando, las madres cuidando y alimentando a sus crías, y muchos de ellos pendientes de todos nosotros, visitantes que somos su festín. Al mas mínimo descuido, tomarán cualquier cosa que les parezca atractiva, un juguete, comida, agua, gafas, entre otros, y pobre de aquel que ose enfrentarlos, ya que se pueden tornar agresivos con gritos y afrentas, incluso te pueden atacar; por ello, durante el camino, escucharás muchas risas, y gritos de exclamación porque los muy pillos han hecho de las suyas.

BATU 7

Siempre vigilantes los macacos

Al llegar a la Catedral, una cueva de más de 100 metros de altura, verás un halo de luz, y en esta ocasión sí te recomendamos seguir la luz, ya que te llevará al Templo de Sri Subramanian, cobijado por la luz del cielo, porque allí la cueva no tiene techo, y le otorga un misticismo especial y hace de este punto un marco más completo, para un momento de respiración y meditación, y también de fotografía.

BATU 5

Las escaleras y el techo sin techo del interior del Templo Principal

Eso sí, al estar en una cueva, se sentirá mucho más la humedad y el bochorno de una mañana calurosa.

DSC 0209

El Templo al interior de la Cueva principal

Al descenso, se puede disfrutar de una imagen del Dios Murugan de espaldas y Kuala Lumpur en el fondo del paisaje.

Cave Villa

Hay una mezcla entre lo natural, dada la presencia de aves, y lo religioso, por las diferentes representaciones religiosas de este pequeño espacio. Es un punto quizá prescindible del recorrido, y nosotros prescindimos de ese lugar.

Dark Cave

Es una gruta oscura y en cuya cueva además de estalactitas y estalagmitas, hay toda una comunidad de murciélagos, que se encuentra cerrada desde 2019 y no tiene fecha de reapertura hasta el momento.

Al finalizar, podemos decir que es una visita que puede tomarte un par de horas, desde que se llega al lugar, por la fotografía, por las escalinatas, por evitar a los monos después de un rato, por disfrutar ese ambiente espiritual y ver a todos los peregrinos indios que van a visitar este importante complejo religioso.

BATU 8 1

Peregrinos asistiendo a Batu.

 

Esperamos que haya sido de su agrado y utilidad, cualquier comentario, duda o inquietud, no duden en escribirnos. 

Hasta un próximo post!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SOBRE NOSOTROS

El nuevo texto que desean, sobre una descripción o algo.